¿Buscas un drama histórico atípico? Aquí van 7 razones por las que “Oh My General” vale la pena ver

2018-06-10 12:51:09 2018-06-10 12:51:07

Ya que “Oh My General” es un C-drama histórico, probablemente pensarás que vas a ir al típico drama romántico de comedia, con una mujer que lucha bien y que no espera ser rescatada, ¿verdad?

Preparaos para ser impresionados, porque “Oh My General” definitivamente va más allá de las expectativas. Este sorprendente drama histórico de romance nos presenta a una mujer llamada Ye Zhao (Sandra Ma), quien ha vivido toda su vida como hombre. Se le concede la mano de un príncipe malcriado, débil y frágil llamado Zhao Yu Jin (Peter Sheng), conocido en todo el mundo como un maestro del hedonismo. El resto, como ellos dicen, es historia. No hace falta decir que este no es el típico drama de época (o romance), y la heroína no es una dama bien educada.

Así que abróchate el cinturón y prepárate, aquí hay algunas razones por las que deberías mirar “Oh My General”.

Cambia los roles tradicionales

“Oh My General” es muy, muy sorprendente. Puedes hablar solo de los protagonistas. Zhao Yu Jin es un protagonista masculino que usa posturas típicamente femeninas, lo apodan “nieta política” y disfruta de las tareas que le corresponderían a la señora de la casa. Por otro lado, Ye Zhao se refiere a sí misma como un hombre, tiene problemas de identidad obvios, decora su habitación con juguetes masculinos y afirma en múltiples ocasiones que le encanta estar rodeada de bellas mujeres. Desafía los roles de género tradicionales como no lo creerías, lo cual lo hace refrescante de ver.

Una mujer ruda con un esposo rudo

Ye Zhao es una general del más alto rango y una luchadora capaz que se gana su posición y el respeto de sus hombres por sus propios méritos. No confía en su marido por su rango o prestigio ni nada por el estilo, lo cual es bastante rudo. Zhao Yujin también es rudo a su manera. Aunque tiene el respaldo del rey gracias a su nacimiento, también es inteligente, ingenioso y culto. Puede ser muy diferente de su esposa, pero tiene sus propias habilidades. Lo mejor de estos dos es que son complementarios, y más que eso, son iguales.

La pareja es real

La química entre Ye Zhao y Zhao Yujin es una locura, y la relación de construcción lenta entre sus personajes está llena de diversión y ternura por la que nunca dejarás de sonreír. La bondad infantil de Yujin, la cual casi podríamos llamar pureza; La sonrisa tierna y descarada de Ye Zhao; y la forma en que claramente funcionan tan bien juntos una vez que ambos empiezan a cooperar, es una maravilla.

Y no me hagáis hablar de los momentos de dulzura entre ellos y lo bien que están conjuntados el uno con el otro. ¿Bailando sin música en sus propias habitaciones? Correcto. ¿Manos deslizándose la una con la otra? Correcto. ¿Chica y chico? Comprobado. Sí, lo leíste bien. “Oh My General” tiene todo lo que desearías que hiciera tu OTP.

Escenas de lucha reales

Dado que la protagonista es una general del ejército que ha estado en la línea del frente durante años su arma no es solo una espada, por favor. Las escenas de pelea son definitivamente bellas, hermosamente coreografiadas, y se nota que se ha prestado especial atención a la forma no solo de la acción, sino de los colores y el entorno.

La increíble poesía

Tienes que amar a un hombre que puede luchar y susurrar poemas (a veces al mismo tiempo) como si fuera una segunda naturaleza. Es imposible no apreciar los magníficos y hermosos poemas que los personajes recitan de vez en cuando, citando líneas el uno al otro en medio de una conversación, y el corazón va hacia esas palabras.

Traducción: “Es una compañera exquisita, una gran inmortal que repentinamente ha dejado el Palacio Celestial”.

No se toma tan en serio

Es fácil, después de ver muchos dramas de época acostumbrarse a los personajes que fruncen el ceño todo el tiempo. Fruncen el ceño cuando duermen, cuando desayunan, cuando se sientan a hablar de asuntos serios con voces aún más serias, cuando caminan, cuando cabalgan y pelean, e incluso cuando se bañan.

Por otro lado, la vida realmente parece agradable en “Oh My General”, lo cual es bueno para un cambio. Estos personajes sonríen, se ríen y chillan (sí, los hombres también). Bromean entre ellos, se ponen apodos divertidos y generalmente se sienten felices. Algunas escenas son intencionadamente cursis y tan claramente exageradas que solo pueden ser intencionadas.

La sonrisa de Ma Sichun

he dicho bastante.

Pensamientos finales.

Como romance digno de maravillarse, situaciones divertidísimas, un tema de apertura deslumbrante, hermosas ropas y buenos personajes secundarios, “Oh My General” es una maravillosa sorpresa para un encantador y atípico romance de época. Divertido y despreocupado, definitivamente lo disfrutarás si estás buscando algo lindo, peculiar y divertido para descansar de dramas más “serios”.

¡Ved aquí el tráiler!

Ved aquí el primer episodio:

Ve ahora

¿Os convencen las razones? ¿Estáis viendo ya “Oh My General”? ¡Decidnos en los comentarios!

Fuente (1)