Estrellas K-Pop que revelaron sus propias luchas con enfermedades mentales

A principios de este año, la Fundación de Corea informó que hay casi 90 millones de fanáticos de Hallyu (Ola Coreana) en todo el mundo. Aunque el K-Pop es solo un subconjunto de lo que el término Hallyu abarca, para muchos de los fanáticos del género, este descubrimiento probablemente no sea una sorpresa. Quiero decir, ¡solo mira estas estadísticas de K-Pop! Sin embargo, las vistas de YouTube, las ventas de música y el número de seguidores no son las únicas cosas que importan cuando se trata de K-Pop.

Un aspecto de la escena K-Pop que no siempre se considera es cómo las estrellas K-Pop administran su salud mental. De hecho, es tabú discutir la salud mental en general en Corea. Sin embargo, es importante que hablemos al respecto, especialmente en relación con los artistas de K-Pop, ya que los expertos en psicología han notado que el compromiso de las celebridades con las actividades artísticas y el tiempo excesivo que pasan bajo la mirada escrutadora del ojo público las hacen particularmente susceptibles a la depresión.

En 2017, el suicidio de Jonghyun de SHINee volvió a centrar la atención en las enfermedades mentales dentro de la industria del K-Pop, señalando las muchas fuentes de presión que las celebridades enfrentan regularmente. Cuando uno considera estos factores, el éxito o la falta de ellos, la competencia, la crítica pública, etc., queda claro que ser una celebridad K-Pop no se trata solo de recibir el amor de los fanáticos y actuar en escenarios deslumbrantes. Jonghyun dijo una vez en una entrevista que era difícil para él discutir sus sentimientos por temor a ser juzgado injustamente por el público y que pensaba que en realidad no había nadie que quisiera conocerlo de verdad. Es probable que él no fuese el único que se sintiera así, ya que otras celebridades enfrentan muchos de los mismos desafíos.

A pesar de que tienen un mayor riesgo de enfermedad mental, los artistas de K-Pop a menudo tienen opciones relativamente limitadas cuando se trata de abordar adecuadamente su salud mental debido a sus altos perfiles y estigma social. Sin embargo, algunas celebridades del K-Pop han sido muy abiertas al hablar sobre la salud mental, con un número cada vez mayor de estrellas que comienzan a revelar sus propias luchas con la depresión, la ansiedad y otros trastornos de la salud mental. Tablo de Epik High (saltar al minuto 3:21 en el video de arriba) y Suga de BTS son especialmente conocidos entre los fanáticos del K-Pop por ser defensores de la conciencia de la salud mental y discutir con franqueza los problemas personales de salud mental a lo largo de los años. El trabajo de Epik High ha hablado a menudo sobre temas de salud mental, incluido su último álbum “Sleepless In __________”. Y en una entrevista con Yonhap News, publicada más tarde en inglés por J-14, Suga fue tan lejos como para decir: “La ansiedad y la soledad parece estar conmigo de por vida. POngo mucho significado sobre cómo debo resolverlo, pero parece que tengo que trabajar en ello toda mi vida”. Jiyeon de T-ara y la solista Younha son solo un par de otras celebridades que se han abierto sobre sus luchas personales con la salud mental en los últimos años también.

Desafortunadamente, las celebridades coreanas también han sido conocidas por mostrar sus propios prejuicios cuando se trata de enfermedades mentales. El año pasado, el rapero San E criticó a Womad y Megalia, comunidades feministas en línea famosas por sus puntos de vista radicales y el odio hacia los hombres, mientras actuaban en el escenario, declarando que no eran feministas sino “una enfermedad mental” (salta al minuto 1:40 en el video a continuación) . Irónicamente, el año anterior, San E lanzó una canción y un video musical que aborda el estigma de la salud mental, especialmente en lo que se refiere a la asesoría y el uso de medicamentos para tratar problemas psicológicos. Si bien ha intentado cambiar la opinión de la gente sobre la salud mental y ayudarlos a entender su significado a través de su arte, usar la enfermedad mental como parte de un ataque burlón contra quienes lo critican es menos que admirable.

Sin embargo, las celebridades no son las únicas que luchan para hablar sobre salud mental, ya que el estigma contra la enfermedad mental es una parte generalizada de la sociedad coreana que dificulta a muchos, famosos o no – hablar de manera adecuada y libre sobre lo que significa sufrir una enfermedad mental. Para muchos coreanos, los problemas de salud mental, así como la búsqueda de ayuda profesional, son indicativos de debilidad, pueden convertirse en una mancha permanente en el expediente profesional y personal, y en última instancia, no se comprenden bien. Sin embargo, hay algunas señales de que la sociedad coreana ha estado tratando de superar sus barreras para el tratamiento de la salud mental, como el establecimiento del Centro Nacional de Salud Mental en 2016.

GIF of a downcast girl with the caption

Dicho esto, aunque los tiempos están cambiando, Corea siempre ha mantenido la tasa más alta de suicidios entre los países de la OCDE por dos décadas, con un promedio de 40 personas que mueren por suicidio cada día. En 2015, el Servicio Nacional de Seguro de Salud descubrió que aproximadamente 5 millones de coreanos adultos tienen depresión o tienen un alto riesgo de depresión, sin embargo, solo el 22.2 por ciento de los diagnosticados con una enfermedad mental han buscado tratamiento. Además, un estudio reciente del gobierno encontró que la gran mayoría de las víctimas de suicidio habían buscado tratamiento no por problemas de salud mental sino por síntomas físicos como fatiga, poca concentración, dolores abdominales y dolores de cabeza. La tasa de suicidios de Corea ha disminuido continuamente desde 2010, pero sigue siendo un problema prominente en Corea.

Aunque tal vez nunca seamos capaces de conocer a la mayoría o una de nuestras estrellas K-Pop favoritas a nivel personal, es fundamental que no perdamos de vista el hecho de que todas son humanas. Debajo de las personas cuidadosamente creadas existen personas reales con sus propios sueños, deseos y problemas. Como el resto de nosotros, las celebridades pueden sentirse aisladas y sin esperanza. Pueden ser heridos y dejados sintiéndose derrotados. Incluso pueden cometer errores. Y aún así, la expectativa general del público sobre las estrellas de K-Pop es que siempre ponen su mejor cara.

Cuando las estrellas experimentan dificultades emocionales, tanto el público como las personas cercanas a ellas a menudo no están al tanto de sus luchas. En una entrevista con la BBC (que se muestra arriba), Park Kyung de Block B explicó que “a las celebridades les cuesta mucho lidiar con sus emociones … No tienen muchas oportunidades de expresar cómo se sienten realmente, ya que su trabajo les obliga a ocultar sus emociones”. Además de tener acceso limitado al tratamiento, las celebridades también se encuentran regularmente llevando sus problemas ellos solos.

GIF of Mark and Jackson from GOT7 reading comments posted online by fans

El manager de un artista de K-Pop dijo que a pesar de sus mejores esfuerzos para proteger a los artistas del estrés y los problemas de salud mental potencialmente más profundos, simplemente no es posible protegerlos por completo. Por ejemplo, muchos artistas han admitido que regularmente leen comentarios en línea sobre ellos mismos, incluso cuando es difícil imaginar que posiblemente tengan tiempo para hacerlo por sus ocupadas agendas. Aunque muchos de estos comentarios pueden ser positivos y estar llenos de amor, RM de BTS expresó una vez lo dañinos que pueden ser los comentarios negativos, diciendo: “Solía reflexionar sobre un comentario malicioso escrito por un internauta que era tan simple como un ‘no me agrada este chico‘ durante las siguientes cinco horas y cinco días”.

Borrar el estigma de Corea contra discutir abiertamente y abordar adecuadamente las enfermedades mentales no es una tarea fácil, y probablemente sea solo una parte de lo que se esconde debajo de las luchas de las celebridades del K-Pop con la salud mental. Después de todo, la propia industria del K-Pop sirve como base para muchas de las dificultades que enfrentan los artistas, creando un ambiente altamente competitivo y de alta presión incluso antes de que tengan la oportunidad de debutar. Animar a nuestras estrellas de K-Pop favoritas cuando ganan un premio o experimentan algún otro logro es genial, pero es igual de importante mostrar a los artistas que sus problemas no tienen que ser solo suyos y que los aceptamos por quienes son como compañeros seres humanos.

¿Algún artista te ha ayudado a superar alguna dificultad? Siéntete libre de compartirlo en los comentarios. Nos encantaría leer tu historia. Por favor deja cualquier consejo de apoyo que tengas en los comentarios también. 

Si te enfrentas a pensamientos suicidas o conoces de alguien con problemas, no dudes en acercarte a alguna institución para recibir apoyo cuanto antes. 

Fuente (1)

¿Cómo te hace sentir este artículo?
0
0
0
0
0