5 momentos de los episodios 3-4 de “The Devil Judge” que nos dejaron sin palabras

El fin de semana nunca ha sido tan emocionante hasta la llegada de Ji Sung y “The Devil Judge”. Tenemos fuego, sangre y traición mientras se trazan líneas, se encuentran aliados y se desvelan nuevos enemigos. Ga On (Jinyoung) pasa a un segundo plano como juez, pero da un paso adelante en su investigación de Yo Han (Ji Sung) mientras intenta discernir al hombre detrás de la máscara. Pero, ¿está Ga On preparado para lo que se encontrará cuando le quite la máscara?

¡Aquí te traemos algunos momentos sorprendentes de los últimos episodios!

Alerta: spoilers de los episodios 3-4 a continuación.

1. La verdadera Jung Sun Ah

belsmultifandommess

El mundo de la élite puede ser terriblemente sexista, y Sun Ah está íntimamente familiarizada con lo mal que se trata a las mujeres. Cha Kyung Hee (Jang Young Nam), la única mujer del grupo que es poderosa por derecho propio (a diferencia de siendo la esposa de alguien) es abiertamente objeto de burla por parte de los demás. Se regodean en que su hijo salió como salió porque ella era demasiado “agresiva”, es decir, demasiado segura de sí misma y poderosa (aunque sea malvada). Así, Sun Ah elige esconderse detrás de la fachada de una secretaria, utiliza a un hombre corrupto y de poca voluntad como director general, y se ríe mientras todos se lo tragan. Los detalles de esta serie son fascinantes porque el presidente Seo (Jung In Gyeom) ha parecido frágil desde el principio, y descubrimos que es porque ella lo mata literalmente de hambre cuando él acosa sexualmente a alguien.

Al igual que Yo Han, Sun Ah es simplemente justicia dura. El presidente Heo Joong Se (Baek Hyun Jin) lo aprende por las malas cuando se interpone en el proyecto Dream Home de la Fundación de Responsabilidad Social. El proyecto, que no es más que un intento apenas velado de expulsar a los indigentes, los enfermos y los pobres de Seúl, parece ser una idea de Sun Ah, que está muy decidida a que tenga éxito, aunque esté dispuesta a poner una bomba en el despacho de Yo Han. Las protestas de Heo Joong Se se acallan fácilmente cuando ella le ofrece el 20 por ciento de los beneficios, y la escena en la que ella le pisa la cara mientras él, sin darse cuenta, lo considera un masaje, es una poderosa muestra de quién es esta mujer, y de lo lejos que llegará por lo que quiere.

Es interesante que Sun Ah mencione que creció en la pobreza y que aceptó todo tipo de trabajos para mantenerse. ¿Por qué alguien que conoce íntimamente la pobreza querría ganar dinero explotando a los pobres? Y, sin embargo, la Fundación despierta un sano respeto entre el público, a la par que el juicio en vivo de Yo Han. Así que tal vez no todo lo que hace Sun Ah sea malo. O tal vez ella sea muy, muy buena en ocultarlo. Yo Han tiene un formidable enemigo en ella, y lo peor es que aún no lo sabe.

2. El juicio y castigo de Lee Young Min

Ver a los padres de Young Min (Moon Dong Hyuk) correr de un lado a otro utilizando cualquier truco turbio para dejarle libre fue nauseabundo. Pero como siempre, Yo Han está preparado.

¿Cha Kyung Hee obliga a las víctimas a firmar permisos? Yo Han abre la puerta a tantas víctimas que Kyung Hee no puede amenazarlas a todas. Pone al descubierto estos abusos de poder ante el público y les pide que juzguen. Ga On se horroriza ante la aparente anarquía que Yo Han está perpetrando, pero no reconoce que eso es la democracia: el gobierno de la mayoría. La creencia de Ga On en la justicia como algo puro e intocable, totalmente separado de las debilidades humanas, es engañosa.

La justicia de Yo Han ajusta el castigo al crimen. Vemos a Young Min intentando acribillar a los indigentes, golpeando a las camareras y obligando a los diabéticos a comer azúcar sólo porque puede hacerlo. Ha demostrado constantemente que se cree con derecho a hacer daño a la gente por su riqueza y estatus. Por eso, la humillación pública, haciendo que la madre que le trajo al mundo y encubrió sus crímenes firme su orden de flagelación, es el castigo perfecto.

Es importante señalar que el drama no aprueba este tipo de castigo en general, y se esfuerza por mostrar lo repulsivo que es en acción. Sin embargo, es difícil argumentar que no es justo, dado todo lo que ha hecho Young Min. La flagelación no va a compensar a las víctimas; los propietarios de los restaurantes que presentaron las denuncias iniciales siguen perdiendo sus negocios. Pero se siente bien, se siente justo y, lo más importante, da esperanza a la gente. ¿Pero es eso suficiente para Ga On?

3. La relación entre Yo Han y Ga On

La convalecencia de Ga On en casa de Yo Han ayuda a ambos. Yo Han consigue mantener a Ga On a salvo mientras se recupera y Kyung Hee se pone en pie de guerra amenazando a todos los que se atreven a acercarse a su hijo. Por su parte, Ga On se convierte en una heroína de un romance gótico, mientras deambula por la misteriosa casa de Yo Han y se familiariza con sus extraños habitantes en un esfuerzo por descifrar al enigmático hombre. Es una danza de desconfianza entre ellos, pero también parece que están jugando a las casitas.

drrav3nb

Ji Sung en albornoz medio abierto lo es todo…

Hay una intensa conexión emocional entre los dos que es muy evidente y roza lo romántico. Yo Han, por su parte, parece sentirse atraído por Ga On y protegerlo ferozmente. Aquellas escenas en las que se sentaba en la cama con el pelo mojado y atendía las heridas de Ga On se sentían intensamente personales, al igual que la forma en que seguía buscando a Ga On después de un largo día.

lethal-desires

lethal-desires

Incluso la escena en la que Ga On se puso el esmoquin tuvo una gran carga emocional, especialmente la forma en que Yo Han no podía dejar de mirarle. La escena en la que Ga On sale del camerino vestido de gala es como si el personaje femenino de una novela saliera con un vestido elegante y el protagonista se quedara boquiabierto. Y la mandíbula de Yo Han definitivamente se desencajó.

earthmix

Ga On, por su parte, no se siente tan atraído ya que sospechosa de todo. ¿Qué pasó en el incendio de hace 10 años? ¿Por qué el ama de llaves y la sobrina de Yo Han le odian tanto? ¿Cómo es que el policía que cerró el caso se jubiló poco después, con una indemnización suficiente para abrir un restaurante y vivir cómodamente? ¿Y por qué Yo Han canceló la donación de su hermano a la Fundación? Todo parece apuntar a que Yo Han planeó la muerte de su hermano, y la desafortunada experiencia de Ga On en la recaudación de fondos de la Fundación no hace más que empeorar esas sospechas.

4. El hombre tras la máscara

Por fin, Ga On cree haber vislumbrado al hombre que se esconde tras la máscara. El Yo Han de esa cena de la Fundación es un astuto y sórdido político, envuelto en la peor corrupción imaginable. Es todo lo que Ga On puede hacer para no comer mientras conoce a la gente que dirige el país y descubre lo repulsivos que son.

Pero a pesar de todo el antagonismo de Ga On hacia Yo Han, éste salta ferozmente a su rescate cuando las élites de la mesa intentan acorralarlo. Yo Han conoce este juego y a sus jugadores lo suficientemente bien como para temer que Ga On salga herido, y lo arrastra fuera de la mesa en una muestra de dominio. Pero Ga On se toma esto como una prueba más de la corrupción de Yo Han. Esta creencia está tan arraigada que Sun Ah no tiene ningún problema en manejar a Ga On con un chasquido de dedos, llevándolo a una búsqueda inútil para encontrar más pruebas de los “crímenes” de Yo Han.

b612sunsets

Este es un excelente ejemplo de sesgo de confirmación. Ga On ha estado tan seguro de que Yo Han es malvado que sólo ha considerado esa posibilidad. ¿Castigar a Joo Il Do (Jung Jae Sung) y a Lee Young Min? Eso es sólo porque Yo Han quiere aumentar su popularidad para poder presentarse a presidente. Ga On nunca se para a considerar por qué Yo Han persiguió la corbeta amarilla de Young Min y la destrozó. ¿Qué ganaba haciendo eso? No salió en la televisión y el público nunca termina de enterarse.

La visión de túnel de Ga On es frustrante, pero curiosamente, su reacción al ver la supuesta verdadera cara de Yo Han fue de decepción. Es como si quisiera estar equivocado y no lo estuviera. Es bueno entonces que Ga On descubra que no está en lo cierto con todo.

5. La verdad tras el incendio de hace 10 años

liveasbutterflies

liveasbutterflies

Increíble. Ji Sung merece un premio sólo por esta escena.

Fue una escena angustiosa, bellamente filmada e interpretada, y no podría haber sido colocada en un punto mejor de la historia. Por fin conocemos las motivaciones de Yo Han y, como era de esperar, tienen mucho sentido. El marginado de la familia, Yo Han adoraba claramente a su hermano mayor, Kang Isaac (también interpretado por Jinyoung), acudiendo en secreto a apoyarle en un día importante para él. Resulta aún más espeluznante cuando es testigo directo de la destrucción de ese día: la élite adinerada en la que confiaba su hermano pisotea a su familia en su frenética desesperación por salvar el pellejo.

Registra a cada uno de ellos mientras intenta desesperadamente atravesar la estrecha puerta de la iglesia. Graba sus rostros en su memoria cuando emerge de las cenizas llevando a su sobrina, viéndolos a todos sanos y salvos, mientras que su hermano y su cuñada perecieron. Está el bombero que sabía que Yo Han estaba vivo pero lo dejó entre los escombros para poder robar el reloj de Isaac. Yo Han no tuvo que mover un dedo; el hombre cayó por sí solo, llamar a una ambulancia no tenía sentido. En cuanto a la Ministra de Justicia que dejó a un niño atrapado entre los bancos, Yo Han destruyó a su hijo y su reputación. Por cada persona que vio a Isaac buscando a su hija, Elijah, pero se negó a ayudar a pesar de estar junto a ella, Yo Han juró hacerles pagar a todos.

Y Yo Han no busca la venganza sólo para él. Le da a Kyung Hee la posibilidad de elegir si quiere salvar a Young Min, si revela el error judicial que perpetró y que resultó en el suicidio del padre de K (Lee Ki Taek). Se identifica mucho con la idea de la justicia por cuenta propia porque es una víctima y sabe lo imposible que es hacer pagar a la élite.

belsmultifandommess

La verdad es suficiente para dejar a Ga On sin palabras, especialmente cuando Yo Han descubre sus heridas (literalmente). ¿Pero es suficiente? Todavía no sabemos cómo empezó todo, y los comentarios de Yo Han de que a la gente le encanta una buena historia dejan abierta la posibilidad de que haya algo más que no nos esté contando.

El avance muestra a Yo Han ofreciéndole a Ga On la opción de estar a su lado o meterse en su camino. Esperemos que Ga On tome la primera opción, porque Sun Ah está en movimiento, y Yo Han va a necesitar toda la ayuda que pueda conseguir. Además, ¿quién puede resistirse a más de esto?

drrav3nb

drrav3nb

Ponte al día con el drama: 

VER AHORA

¿Qué te parecieron los últimos episodios? ¡Cuéntanoslo en los comentarios a continuación!

Fuente (1)

¿Cómo te hace sentir este artículo?
0
0
0
0
0