El pasado del comediante y presentador Yoo Jae Suk relacionado con su madre ha salido recientemente a la luz.

Un artículo de la revista “A Good Friend” contenía información sobre las circunstancias relacionadas con su madre cuando era niño. Revelaba que Yoo Jae Suk se tuvo que mudar tres veces cuando era un joven estudiante, y que se tuvo que adaptar rápidamente. En sexto grado se convirtió en el delegado de la clase. Él recuerda ahora cómo su madre parecía alegre pero preocupada al mismo tiempo. Ella dijo, “Ahora que nuestro Jae Suk es el delegado de la clase, debería presentarme a su profesor y acudir a las reuniones de la Asociación de Padres de Alumnos (APA) siempre que pudiera”.

Su madre no podía ir de “manos vacías” a conocer al profesor (es habitual que los padres lleven regalos a los profesores) y se esperaba que la madre del delegado de clase hiciera donaciones a la APA. Su padre era un funcionario de comunicaciones, y su familia no tenía mucho dinero.

Un extracto de la carta revela, “A partir de entonces, me encontraba con mi madre en el colegio bastante a menudo. Recuerdo haberla visto limpiando las macetas de las plantas en la puerta principal del edificio… Solo fue después cuando me di cuenta de que ella hacía esas cosas porque no tenía suficiente dinero para realizar donaciones. Cuando lo descubrí, no recuerdo todo lo que lloré”.

Finalmente terminó la carta con un mensaje sincero para su madre. “Incluso si te correspondo por siempre, no será suficiente para agradecerte por todo tu amor. Nunca te he demostrado lo mucho que te quiero. Hoy lo gritaré. Mamá, te quiero”.