Amy pierde apelación en contra de su deportación; dejará Corea

Amy, que ha sido multada por usar zolpidem, una vez más, perdió su caso de deportación.

Según el Tribunal Superior de Seúl el 25 de noviembre, se desestimó su recurso de apelación contra el jefe de la Oficina de Inmigración de Seúl por su caso de deportación.

Amy, que es una ciudadana de los Estados Unidos, ha estado trabajando como artista bajo los términos de ser una residente extranjera. En 2012, fue capturada con propofol y fue condenada a ocho meses de cárcel y bajo libertad condicional por dos años.

La Oficina de Inmigración permitió a Amy permanecer en Corea después de recibir un acuerdo respetuoso de ley que decía: “No voy a objetar en contra de ser deportada si desobedezco la ley de nuevo”, dos veces. La ley permite la deportación de los extranjeros si son condenados a prisión debido a delitos como el manejo de medicamentos.

El septiembre de 2014, Amy fue multada con 5.000.000 wones (aproximadamente $4,360) después de comprar zolpidem e inyectarse durante su libertad condicional. A pesar de que recibió la orden de abandonar el país el 27 de marzo, ella presentó una demanda en su lugar, sin aceptar los términos.

En respuesta al rechazo de su caso, Amy expresó su decepción y tristeza.

“Yo no sé si siquiera tengo la energía para vivir”, dijo. “Esto me está atormentando porque independientemente de lo que dicen los periódicos, siempre he vivido mi vida creyendo que soy coreana”.

“Estoy molesta porque realmente quería quedarme en Corea”, añadió. “Si yo quisiera vivir como una americana, me habría ido sin vuelta atrás cuando me ordenaron salir. Sin embargo Corea es donde están mi familia y amigos, así que estoy muy atormentada”.

Fuente (1) (2)

¿Cómo te hace sentir este artículo?
0
0
0
0
0