Ahn Jae Hyun habla sobre el divorcio con Ku Hye Sun + Revela que fue tratado por depresión después del matrimonio

Ahn Jae Hyun ha hablado personalmente sobre su matrimonio con Ku Hye Sun.

El 21 de agosto, el actor tomó su Instagram para compartir su versión de la historia sobre el inminente divorcio. En su mensaje, Ahn Jae Hyun explicó que había decidido hablar después de que el abogado de Ku Hye Sun le acusara falsamente de contactar con otras mujeres mientras estaba ebrio y también aclaró que no había hablado mal de su esposa con la CEO de su agencia, como ella había afirmado en una publicación anterior de Instagram (que ya ha eliminado).

Además, Ahn Jae Hyun reveló que poco tiempo después de casarse comenzó a recibir tratamiento para la depresión y que actualmente está tomando medicación.

El mensaje completo de Ahn Jae Hyun es el siguiente:

Soy Ahn Jae Hyun. Lamento mucho causar revuelo con mis asuntos personales. Amaba mucho a Ku Hye Sun y me casé con ella mientras la respetaba. Debido a que ambos somos figuras públicas, esperaba sinceramente que todo esto se resolviera en silencio. Incluso cuando me encontré con el repentino e inesperado anuncio y la divulgación de información, permanecí en silencio e intenté soportarlo en silencio. Sin embargo, eliminar el contexto de antes y de después de una situación y revelar solo fragmentos parciales ha distorsionado la verdad, lo que está perjudicando a las personas que me rodean. Después de sufrir la calumnia de que contacté con otras mujeres mientras estaba en estado de embriaguez, no pude permanecer en silencio por más tiempo, así que decidí escribir este mensaje.

Aunque los últimos tres años de nuestra vida de casados, que comenzamos porque nos queríamos, a veces fueron felices, también fue un tiempo que fue agotador para mí mentalmente. Aunque hicimos esfuerzos para mejorar nuestra relación, no fue fácil para nosotros eliminar la distancia entre nosotros. Finalmente, debido a que no pudimos conciliar nuestras diferencias, acordamos separarnos y, para que ella pudiera vivir cómodamente con sus cinco mascotas, terminé siendo yo quien se mudara de nuestra casa. Luego, el 30 de julio, al final de las conversaciones continuas [sobre el asunto], Ku Hye Sun y yo acordamos divorciarnos.

Pagué la suma total del acuerdo de divorcio que Ku Hye Sun calculó y decidió personalmente. En la declaración de Ku Hye Sun [el desglose de la cantidad de dinero que estaba solicitando], incluso incluyó cosas como un cargo diario por su parte del trabajo doméstico y la donación que hizo a caridad en el momento de nuestro matrimonio. Estuve totalmente de acuerdo con sus demandas. Sin embargo, mi razón para hacerlo no fue porque yo fuera el culpable de que nuestro matrimonio se derrumbara, sino porque quería ayudar económicamente a mi esposa, a la que había amado. Pero unos días después, Ku Hye Sun afirmó que la cantidad que habíamos acordado inicialmente era insuficiente y solicitó la propiedad del apartamento en el que vivíamos juntos.

Después de eso, notifiqué a nuestra agencia el hecho de que nos estábamos divorciando y el 8 de agosto nos reunimos con nuestra CEO, quien intentó disuadirnos y convencernos de que consideráramos el momento. Sin embargo, mis sentimientos sobre el divorcio no cambiaron.

En la noche del 9 de agosto, [Ku Hye Sun] mintió al guardia de seguridad del edificio de apartamentos donde vivía diciéndole que ella había perdido su llave y, tras recibir una llave de repuesto, entró en mi apartamento. Ella me dijo: ‘No es allanamiento; Entré porque soy tu esposa’, y ella comenzó a revisar mi teléfono móvil y a hacer grabaciones. Estaba dormido en ese momento y estaba extremadamente conmocionado y asustado por su comportamiento.

Mientras miraba los mensajes de texto en mi teléfono vio un mensaje en el que nuestra CEO, después de reunirse con los dos, me preguntaba sobre un aspecto de nuestras historias que no coincidía ([Ku Hye Sun] afirmó que no había solicitado nuestro apartamento, diciendo que no tenía derecho a la propiedad y que no tenía ninguna razón para solicitarlo), y respondí. No dije nada malo sobre ella. Esa noche, pensé que continuar con nuestro matrimonio por más tiempo solo nos haría más daño a los dos y me sentí aun más seguro de que debíamos divorciarnos.

Unos días después, [Ku Hye Sun] me contactó para decirme que quería el divorcio de inmediato. Había contratado a un abogado y me envió un acuerdo de divorcio y una declaración de prensa, además me dijo que buscara un abogado ya que planeaba presentarse ante el tribunal el 28 [de agosto].

Debido a que estaba haciendo solicitudes adicionales, tuve que solicitar un préstamo vendí mi casa y no tuve más remedio que informar a nuestra agencia de todo. No trataba de involucrar a nuestra agencia en nuestros asuntos personales, pero, como actor de la agencia, necesitaba informarles sobre lo que sucedería en el futuro.

Después de casarme, durante el último año y cuatro meses, he estado recibiendo tratamiento psiquiátrico y actualmente estoy tomando antidepresivos. Durante mi vida de casado hice todo lo posible como esposo y nunca he hecho nada de lo que tenga que avergonzarme.

Vi las palabras [de Ku Hye Sun] asegurando que quería seguir casada. Después de verla lastimar a otras personas al distorsionar lo que acordamos juntos después de nuestras largas conversaciones y verla continuamente distorsionar la verdad con sus palabras, en todo lo que podía pensar era que ahora, incluso más que antes, no creo que pueda continuar con este matrimonio

Lo lamento profundamente por nuestra agencia, que ha sufrido daños debido a nuestros asuntos personales; también me disculpo con el personal de “My Ugly Duckling”, que sufrió daños el día de su emisión, y con el equipo de mi drama. Estoy avergonzado y no quiero nada más que disculparme. Y también lo siento por mi esposa, que debe estar sufriendo emocionalmente mientras muestra este tipo de comportamiento. Pero es difícil para mí entender [estas acciones]. Dado que todo esto sucedió porque no pude ocuparme de mis asuntos personales [en privado], me disculpo sinceramente. Lo siento.

Fuente (1)

¿Cómo te hace sentir este artículo?
0
0
0
0
0