10 veces que “The King: Eternal Monarch” nos emocionó e hizo querer más

“The King: Eternal Monarch” se está preparando para su tramo final que sin duda estará lleno de momentos OMG (y con fuerte luz sobre la angustia). Aunque los ratings en Corea no son tan espectaculares como esperábamos que fueran, los fanáticos internacionales todavía permanecen, y para ser justos, debajo de las 3,000 colocaciones de productos, anuncios y una elección a veces extraña de edición/dirección, hay una historia sólida unida por un elenco sólido. Y claro, sabemos que este programa está teniendo éxito en el Reino de Corea, porque ¿quién no ama a su Rey?

Entonces, para prepararnos para las últimas dos semanas, aquí hay 10 veces que “The King: Eternal Monarch” nos dio momentos de sorpresa, risas o simplemente decir OMG:

Advertencia: Spoilers importantes para los episodios del 1 al 12 a continuación. 

“Finalmente la conozco, teniente Jung Tae Eul.”

La mayor parte del primer episodio está naturalmente dedicado a sentar las bases y presentarnos a los dos mundos de la República de Corea y el Reino de Corea. Nos enteramos de que alguien que tenía la tarjeta de identificación del la teniente Jung Tae Eul (Kim Go Eun) salvó a un joven Lee Gon de ser asesinado hace 25 años, y desde entonces Lee Gon (Lee Min Ho) ha estado tratando de localizarla, pero fue en vano. La historia también establece que un poderoso artefacto, en forma de flauta de bambú, otorga a su portador grandes poderes. Y cuando estos hilos de la historia finalmente convergen con Lee Gon descubriendo que puede abrir un portal a la República de Corea, nuestros dos personajes principales finalmente se encuentran. Es un momento hermoso respaldado contra un paisaje urbano magníficamente iluminado, y nos hemos enganchado desde entonces.

“Ven conmigo, a mi mundo”

Como se esperaba de cualquier persona cuerda, Tae Eul no da crédito a la historia aparentemente exagerada de Lee Gon. Pero cuando no puede encontrar ningún dato sobre él y su historia sobre su tarjeta de identificación finalmente se hace realidad, se ve obligada a reconsiderar las cosas. Entonces Lee Gon invita a Tae Eul a su mundo para presenciarlo con sus propios ojos.

Él la levanta sobre su fiel corcel, la abraza con fuerza y galopan hasta el Reino de Corea. Si bien el skinship en sí es deslumbrante, también hay algo terriblemente romántico en invitar a alguien a su mundo donde eres es vulnerable y abierto, lo que le permite ver quién es realmente.

“Ahora estoy saliendo”

Con Tae Eul ahora en el palacio, la dama de la corte Noh la sitúa en la habitación más alejada de Lee Gon. Él se cuela, incluso trayendo una lata de cerveza, y los dos tienen una conversación sincera sobre CCTVs y citas. Después de besarla suavemente en los labios, Lee Gon admite francamente que está “saliendo ahora”, comenzando oficialmente su relación romántica. De forma cómica, Tae Eul, siendo Tae Eul, le sigue diciéndole que se quite la ropa. Wow, eso se intensificó rápidamente.

No hace falta decir que las cosas todavía no van en esa dirección, y Tae Eul solo quería echar un vistazo a la cicatriz en su hombro. Jeje.

Si bien este no es su beso más memorable hasta la fecha (ese título es para el beso en el cuello en el episodio más reciente), es el primero y sigue siendo un momento importante.

“Tengo a Yeong hoy”

Cuando Lee Gon trae a Jo Yeong (Woo Do Hwan) a la República de Corea, los dos dobles Jo finalmente se encuentran, y como era de esperar, nos invitan a muchas escenas de comedia. Lo más divertido del grupo es cuando Lee Gon invita a Jo Yeong a comer algo. Mientras están en el restaurante, se encuentran con los vándalos que Lee Gon, Tae Eul y Shin Jae golpearon previamente. Y a pesar de que esta vez a Lee Gon se le supera en número, está completamente despreocupado ya que tiene a su fiel Yeong a su lado. Excepto … que la persona a su lado resulta ser Eun Seob. El gato asustado Eun Seob huye a la primera vista del peligro, luego un Yeong ninja se acerca para pelear.

Y para mantener las apariencias, Yeong incluso finge ser Eun Seob, escondiéndose en Lee Gon.

Woo Do Hwan hace un trabajo maravilloso aquí interpretando la dualidad entre el estoico Yeong y el feliz Eun Seob, incluso con el cambio de personajes en el medio. ¡Simplemente no podemos tener suficiente de él!

¡Jeje! ¡Un bromance para siempre! 

“27-05-2020”

Lo que comienza como una escena que nos muestra cuánto Lee Gon extraña a Tae Eul se transforma rápidamente en algo mucho más profundo. Después de que Lee Gon finalmente accede a la computadora portátil de Yeong, saca una carpeta de videos de vigilancia sobre Tae Eul. Él la observa mientras ella recorre la ciudad antes de encontrar un video donde Tae Eul pasa junto a Yoyo Kid. Y cuando Yoyo Kid de repente mira a la cámara como si mirara (¿Yoyo kid es un niño o una niña?) directamente a Lee Gon, se da cuenta alarmantemente de la fecha en el video: 27-05-2020.

¡Esto significa que Lee Gon acaba de ver un video que tendrá lugar dentro de dos años! Esto no solo consolida la teoría de que el viaje en el tiempo está sucediendo activamente durante todo el drama, sino que plantea la pregunta más grande y escalofriante: ¿cómo llegó ese video a la computadora portátil de Yeong? ¿Y con qué intención exactamente?

“¿Me darás la bienvenida?”

Después de que Shin Jae (Kim Kyung Nam) se cuela en la habitación de hotel de Lee Gon y Yeong y es confrontado por Yeong, los tres rápidamente se dan cuenta de que Shin Jae sabe más de lo que dice. Recuerda haber visto a un joven rey llorando en la televisión, un joven rey llamado Lee Gon, lo que significa que Shin Jae es en realidad del Reino de Corea. Este conocimiento obviamente sacude a Shin Jae y él toma un descanso de tres semanas y desaparece. Cuando finalmente reaparece, comparte su secreto con Ta Eul. Si bien es capaz de expresar con calma los hechos, es obvio que todavía está luchando por llegar a un acuerdo con su origen, y más aún, está luchando con su identidad.

Y cuando pregunta con ojos llorosos si Tae Eul le da la bienvenida, ya no pude más. Su flagrante vulnerabilidad, que parece un niño perdido que anhelaba pertenecer, hace que solo quieras inclinarte y darle un fuerte abrazo.

“Te amo. Estoy profundamente enamorado de ti”

Mientras riega sus semillas, traídas desde el Reino de Corea, e instándolas a germinar, Tae Eul ve a Lee Gon fuera de su ventana y corre hacia él. Él le dice que cruzó el universo para traerle flores y también para decirle algo que no había dicho antes: que está profundamente enamorado de ella.

Podías sentir la confusión en Tae Eul, ya que ella podía decir que algo andaba mal con Lee Gon, pero su anhelo por él superaba toda duda. Y cuando desaparece de nuevo, Tae Eul se derrumba por completo, colapsando en el suelo mientras se aferra desesperadamente a sus flores.

Es una escena desgarradora, y su importancia solo crece a medida que continuamos avanzando en la historia. Y aunque ha habido muchas escenas dulces entre ellos antes de esto, esta es la primera vez que su relación se siente realmente profunda. Desde la forma en que Lee Gon confiesa sus sentimientos hasta la forma en que la mira y cómo responde, no se puede negar que su amor mutuo es verdadero y profundo y será suficiente para llevarlos a través de lo que les depare el futuro.

“Estoy intentando restaurar el balance”

A lo largo de la serie, Yoyo Kid aparece aquí y allá, ya sea leyendo, jugando con un yoyo o montando una bicicleta y chocando contra Tae Eul, todo mientras mantiene una personalidad misteriosa. Esta vez, después de que Tae Eul es secuestrada y llevada al Reino de Corea por los hombres de Lee Lim (Lee Jung Jin), se despierta en un almacén y ve a Yoyo Kid flotando sobre ella. De su conversación, aprendemos que solo hay un Yoyo Kid entre ambos mundos, y que pueden moverse entre mundos sin la ayuda de la flauta mágica.

Yoyo Kid libera a Tae Eul y le da un cuchillo para ayudarla a escapar, explicando que están “tratando de restablecer el equilibrio”. En este punto, solo podemos suponer que Yoyo Kid es algún tipo de deidad, y con el énfasis puesto en la cuerda roja alrededor de su yoyo, ¿supongo que es una deidad del destino que está tratando de poner las cosas en orden?

“Ella es la futura queen del Reino de Corea”

Después de que Tae Eul logra escapar del cautiverio, ella toma un automóvil y se aleja, pero los matones de Lee Lim siguen su rastro. Justo cuando está casi sin opciones y con un montón de matones avanzando hacia ella, de repente escuchamos sirenas y helicópteros zumbando por encima. Es un pájaro, es un avión, es … ¡Lee Gon montado su fiel corcel!

Me vienen a la mente pensamientos de uso inapropiado de los recursos del país, pero bueno, ¿cualquier cosa para la futura reina, cierto? Está claro a quién quiere proteger Lee Gon y lo anuncia al ejército de la policía, el equipo SWAT y los guardias reales que llegaron a la escena. Lee Gon y sus tropas se abren paso entre los matones antes de que él corra al lado de Tae Eul y la abrace rebosante de emociones.

¿Alguien más percibe un ambiente de película de zombis con esta escena? ¿Es extraño que ahora quiera ver a Lee Min Ho en una película o drama de zombis o apocalíptico?

“¿Qué pasó con esa guerra?”

La dama de la corte, Noh, conversa de forma sincera con Tae Eul, hablando sobre su propia historia, antes de preguntarle casualmente a Tae Eul sobre la guerra que ocurrió en junio de 1950. Para aquellos de nosotros que no somos aficionados a la historia, la dama de la corte Noh se refiere es La Guerra Coreana, cuando Corea del Norte invadió a Corea del Sur. Y como esta guerra solo ocurre en el mundo de Tae Eul, ¡esto significa que la dama de la corte Noh fue traída al Reino de Corea hace 67 años! Este giro se dejó caer tan sutilmente que cuando finalmente entendimos las implicaciones de lo que la señora de la corte Noh está diciendo, puedo apostar que muchas mentes se volvieron locas. ¿Quién la trajo allí? ¿Por qué la trajeron? ¿Y cuántos más como ella hay por ahí?

¿Has estado disfrutando “The King: Eternal Monarch” hasta ahora? ¿Cuál de estos momentos es tu favorito? ¿Y cuán lindo es Eun Seob con su pequeño globo rojo? ¡Comparte tu momento y teorías favoritas con nosotros en los comentarios!

Fuente (1)

¿Cómo te hace sentir este artículo?
0
0
0
0
0